lunes, 12 de enero de 2015

Comerse a los niños

Maribel Orgaz - www.ocioenfamilia.com
Un cuento en el que unos padres abandonan a sus hijos y una bruja les apresa para engordarlos y después comérselos nos deja sin respiración. ¿Esto es un cuento infantil que pertenece a otra época y otras sensibilidades? ¿Cómo abordar hoy en día cuentos como éste, crueles y bárbaros? ¿Perviven entre nosotros porque a los niños les siguen gustando? ¿O porque los adultos creen que los niños deben leerlos?

En la Biblioteca Nacional se ha ambientado con gran cuidado el cuento de los hermanos Grimm Hansel & Gretel. Hoy en día, es ya reconocido que la mayoría de sus cuentos fueron transcritos de una sola fuente: una campesina con una memoria prodigiosa, Catherina Viehmann

La casita en donde el niño estaba preso, con barrotes incluidos tiene un banco en el que poder sentarse a leer el cuento y hay cojines decorados con dulces. Las vitrinas tienen un escalón para que los más pequeños puedan ver ediciones del cuento a lo largo de diferentes épocas y en otros idiomas. Y se ha acondicionado un espacio para que los niños puedan hacer talleres. En una pantalla gigante se proyecta la terrible historia de estos hermanos.

Si decidimos abordar este cuento con nuestros hijos, usemos un ejemplar de calidad con una buena traducción e ilustraciones de alta calidad estética y leamos en voz alta con ellos. Charlemos sobre qué les parece la trama. Olvidemos lo que supuestos expertos tienen que decirnos al respecto. Escuchemos de corazón a nuestros hijos.                                                

En el Teatro Real también es posible asistir a la ópera Hansel y Gretel. Hay programadas funciones desde el 20 de enero hasta el 7 de febrero

                                                                                                      Volver a la WEB

Biblioteca Nacional de España
Hasta el 5 de abril
Gratuito