lunes, 1 de septiembre de 2014

La siega, el pan, y la Alegría de la Huerta

Maribel Orgaz - www.ocioenfamilia.com
En el Real Jardín Botánico el trigo ya está listo para la siega. Es una detalle precioso para ir a ver con los niños y contarles que de esta espiga dorada se obtiene un grano que, molido y hecho harina, se transforma en el pan que tanto les gusta.


Esta visita se puede completar con otra al  Molinero Harinero de Morata de Tajuña, quizá el mejor restaurado de toda la Comunidad de Madrid y que, aunque estos días está cerrado porque son las fiestas del municipio, es perfecto para saber cómo se molía antiguamente.

Y para las familias más cocinillas y activas, pueden amasar pan en el taller Pan de la Tierra, los pequeños alfareros como Manuel Pedrero, su responsable, llama cariñosamente a los niños, se aplican con mucho empeño a hacer sus panecillos.

Y no podía faltar en esta propuesta de visita hortelana de estación al Real Jardín Botánico, la Alegría de la Huerta: el tomate. Y aquí están los más pequeñitos de los pequeñitos: esos tomatitos que llamamos cherry o baby que encantarán a los niños. Las matas están rebosantes estos días de estas bolitas vivaces. Y esta propuesta no podía estar completa sin anotar en la agenda la próxima cata de tomates serrana que será el próximo día 11 de septiembre. Una cita delicatessen.
(Si quieres recibir éste y otros eventos para salir en familia, suscríbete al boletín semanal. Es gratuito, cada viernes en tu buzón - info@ocioenfamilia.com) 

La Alegría de la Huerta, en tamaño mini y también XL en el Real Jardín Botánico